Tres técnicas para memorizar tu vocabulario en otro idioma

Profile PictureFlag
Sebastian Espagnol
13 juillet 2017
1278
2 minutes
“¡No tengo buena memoria!”, “¡Nunca recuerdo los nombres!”, “¡Ni siquiera mi número de teléfono!”. ¿Te parecen familiares estas expresiones? Seguramente sí, debido a que comúnmente las repetimos en nuestras conversaciones.

El cerebro cuenta con más de 100 mil millones de neuronas y sinapsis en el sistema nervioso, que trabajan miles de veces más rápido que cualquier ordenador aún siendo el más potente. Imagina cuánto serías capaz de aprender en un sólo día si lo trabajaras correctamente.

Además, memorizar no debe ser una tarea aburrida y mucho menos complicada. Aquí vamos a enseñarte tres maneras divertidas de comenzar a enriquecer tu vocabulario si estás aprendiendo otro idioma.

  1. Escuchar música:

Conectar las emociones con nuestro cerebro es algo asombroso, la música tiene un poder muy grande en la memoria, debido a que toca sentimientos y hace que se vuelva fácil de recordar. El corazón y el cerebro se conectan increíblemente sin percibir si lo que estás cantando es un hecho real o no, simplemente lo recuerda.


Curiosamente, cuando usamos auriculares la información se almacena mejor, debido a que el sonido pasa en milésimas de segundo directo al cerebro y al cantar le estás dando una doble dosis de información. Si a esto le sumas mirar la letra de la canción, te sorprenderás de lo mucho que se incrementará tu vocabulario en poco tiempo.

  1. Repetición:

Se especula sobre cómo funciona el proceso de memorización en el cerebro. Las neuronas y la glía forman redes neurales morfo funcionales, por las que circula información. De esta manera, al exponerte a la repetición de una actividad, una palabra o una situación, tu cerebro puede recordar fácilmente.


Puedes comenzar por hacer un diccionario personal y repetir palabras que puedas utilizar en situaciones de la vida real, como conocer a alguien, pedir un plato en un restaurante, ir a una entrevista de trabajo, comprar un boleto de avión, entre otras. Te sugerimos que las oraciones o palabras que utilices, las asocies con frases típicas del lugar del cual estás aprendiendo el idioma.

  1. Películas y series:

Los estímulos de luz que captan las retinas son conducidos a través de los nervios ópticos hasta el cerebro, por eso ver películas y series incrementa de sobremanera lo que aprendemos.

Según el nivel en el que te encuentres podrás poner subtítulos o no, pero definitivamente deberás escoger tu favorita, ya que encontrarás motivación para verla tantas veces como sea necesario, hasta que tu comprensión y vocabulario mejoren sin que te aburras.


Aunque no es una regla ver la misma película, sí es de gran ayuda hacerlo como mínimo tres veces; la primera con subtítulos en tu idioma, la segunda con subtítulos en el idioma que estás aprendiendo y la tercera sin subtítulos. Sentirás cómo esta actividad enriquece rápidamente tu aprendizaje.

Tener cuaderno y pluma a la mano será clave para anotar frases o palabras que no entiendas y poder buscarlas al final. Tu curso de inglés será más que divertido.

Ahora que sabes cómo reforzar tu memoria con música, películas y repetición, explótala para aprender un nuevo idioma; utiliza estas divertidas herramientas por lo menos tres veces a la semana. Estudia en voz alta y practica con otra persona de confianza para que ganes fluidez, es momento de aplicar lo que sabes, ya que el conocimiento no sirve de nada si no se aplica.


Busca un espacio cómodo cuando se trate de hablar en voz alta, ya que durante los primeros meses de clases aún puedes sentir pena de hacerlo, poco a poco perderás este temor al incrementar y comprender nuevas palabras, hasta que logres comunicarte como un nativo.



Articles qui pourraient vous plaire

Pronunciation is Tough
Profile Picture
Aisling Yeoman
12 juillet 2018
Why Study Indonesian
Profile Picture
Shelly Gautama
12 juillet 2018