Conoce las 6 razones que hacen a Noruega el país más feliz del mundo

Profile PictureFlag
Sebastian Espagnol
1 novembre 2017
855
3 minutes
¿Qué hay en Noruega que hace a la gente tan feliz?

Este año el reporte publicado anualmente por la ONU llamado World Happiness Report, colocó a Noruega a la cabeza de la lista de los países más felices del mundo, derivado del estudio que mide la felicidad en cada país a través de factores como calidad de vida, el buen gobierno y la atención médica.

Aunque los países líderes están desarrollados y son ricos, el informe enfatiza que la riqueza económica no es el único ingrediente en la receta para la felicidad por lo que nos dimos a la tarea de investigar cuáles son las seis razones que hacen a Noruega el país más feliz del mundo y te las presentamos a continuación:

1. Seguridad

Gracias a la alta tributación surge este ingrediente de la felicidad: la sensación de estar a salvo de accidentes y de estar asegurado a lo largo de la vida. Este país Nórdico promueve una sólida seguridad social pues existe un fuerte sentimiento comunitario de trabajar por el bien común: los noruegos tienen una jubilación garantizada a los 67 años.

2. Calidad de vida

Noruega ocupa el primer lugar en el índice de desarrollo humano de la ONU con los más altos índices de bienestar y desarrollo. Es significativo también que el salario medio de sus habitantes esté entre los más altos del mundo.


3. Prosperidad

Noruega es un país próspero que tiene un estado de bienestar muy generoso y es bastante homogéneo, un país donde la brecha entre gobernantes y gobernados no es grande, y donde reina la confianza. La riqueza del país aumentó hace cuarenta o cincuenta años, cuando descubrieron petróleo en el Mar del Norte.

4. Clima nublado

Otra razón: el clima es malo, lo cual no es tan sorprendente puesto que los estudios han demostrado que un clima frío y no muy soleado, como el de Noruega, hace que la gente sea más feliz a la larga porque la necesidad de 'sobrevivir' los empuja a mantenerse el uno al otro, creando fuertes vínculos entre las personas. Parece que los noruegos no están tan cansados ​​del clima sombrío: están bastante acostumbrados como lo indica su dicho local "No hay mal tiempo, solo hay ropa mala".

Pero espera, que el clima también tiene su encanto, ¿has escuchado sobre el sol de medianoche? Este fenómeno natural - 24 horas de sol visible - ocurre durante el verano en el norte de Noruega, que se encuentra sobre el Círculo Polar Ártico. No solo es el sol de medianoche una vista increíble, sino que deja más horas en el día para pescar, pasear en bote, escalar y explorar.


5. Todos a la escuela

El sistema de educación pública de Noruega es uno de los mejores de Europa y el nivel educativo se encuentra por encima de la media. La educación es gratuita y aunque las clases se imparten en noruego, el inglés es la principal lengua extranjera enseñada en las escuelas primarias de Noruega y la mayoría de la población lo habla de forma fluida, por lo tanto, es un excelente destino para practicar inglés.

6. Comunidad unida y compartida

Los noruegos poseen un fuerte sentido de pertenencia a una comunidad: tienen una relación especial con su lugar de origen y, a menudo, se mantienen cerca de sus familiares. En general, cultivan el bienestar, incluso tienen un término para eso: hygge. Una palabra que puede aplicarse a varias situaciones. Un lugar acogedor puede ser hyggelig, al igual que una buena persona o un momento pasado con amigos. ¿Vivir en Noruega? Hyggelig.

Además de todo lo anterior los noruegos tienen algo llamado Allemannsrett que literalmente se traduce a "todos los derechos de los hombres". Es una ley de derechos públicos de "libertad de itinerancia" que permite el derecho de acceso y paso a través de todas las tierras no cultivadas. Esto significa que puedes armar una tienda de campaña o caminar por cualquier tierra que sea no cultivada. Esta pequeña regla es extraordinaria porque hay miles de hermosos lugares para ver en Noruega y pocas barreras que te detienen.

¿Qué te parece la lista? Creo que yo sería la más feliz contemplando las auroras boreales desde una cabaña o casa de campaña, claro que manteniendo vigilancia por la fauna silvestre. ¡Los osos polares no son bienvenidos!

Articles qui pourraient vous plaire